SANTIAGO, R.D.– La Policía Nacional detiene decenas de personas que en violación a la disposición del toque de queda, celebraban a puertas cerradas una fiesta clandestina que en la fachada frontal parecía una iglesia. Las autoridades procedieron a romper las puertas de entrada para poder clausurar la fiesta clandestina dentro de iglesia Pentecostés en el sector Los Platanitos de Santiago.