CARACAS, VENEZUELA (ANSA).– Miles de mujeres opositoras vestidas de blanco alzaron hoy su voz en la denominada “Marcha de las Flores” para exigir el cese de la represión y la violación de los derechos humanos aunque no pudieron llegar hasta el Ministerio de Interior y Justicia, punto final de la movilización.

Las opositoras encabezadas por las dirigentes y diputadas de la Unidad Democrática, en una nueva jornada de protesta contra el presidente Nicolás Maduro, partieron desde la plaza Brión de Chacaíto pero solo pudieron avanzar unas cuadras ante el cordón de mujeres policías desplegadas en el sector.

Ante el bloqueo optaron por desplazarse hacia la principal autopista caraqueña Francisco Fajardo, escenario de fuertes choques entre los efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado y los manifestantes durante las protestas antigubernamentales que en un mes han causado 37 muertos y más de 700 heridos.

Gritando consignas como “quienes somos Venezuela, que queremos libertad” y portando pancartas en las que se leyó “no más represión, no más dictadura”, las mujeres con flores en sus manos marcharon algunas acompañadas por sus hijos, novios, esposos y amigos.

También algunos líderes de la oposición como Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda, vecino a Caracas, participó en la movilización.

Durante su recorrido alzaron sus manos en señal de paz, elevaron oraciones por la unión de Venezuela, incluso dos jóvenes, con los rostros cubiertos, se quitaron las camisas y decidieron continuar el recorrido semidesnudas para exigir el cese de la represión por parte del gobierno.

También mostraron afiches con los rostros de los caídos en las protestas y llegaron a sentarse en el asfalto para expresar su resistencia ante cientos de uniformados que con equipos antimotines y grandes vallas metálicas bloquearon de nuevo el paso.

Una comisión de parlamentarias conversó en lugar con Rosaura Navas, viceministra de Gestión de Riesgo, pero la marcha no pudo avanzar. Sin embargo, entregaron un documento con las exigencias que son: elecciones generales sin presos políticos, respeto a la Asamblea de mayoría opositora y la apertura de un canal humanitario para alimentos y medicinas.

Gaby Arellano, diputada por Voluntad Popular, pidió a los uniformados no seguir cumpliendo las órdenes del dictador y que “piensen en sus madres y esposas que no consiguen que comer ni medicinas”.

Asimismo, la exparlamentaria María Corina Machado aseveró que la marcha de hoy es la demostración “de que cada vez que salimos a la calle es una victoria”.

“Pretendieron quebrarnos con la represión más brutal pero estamos muy claro en alcanzar la libertad y la democracia”, dijo.

Mientras Capriles destacó que la jornada se realizó sin represión y anunció una nueva movilización para el próximo lunes, cuyos detalles dijo, se darán a conocer en las próximas horas. En paralelo cientos de mujeres chavistas se movilizaron hacia la Defensoría del Pueblo para rechazar las supuestas “acciones terroristas” de “la derecha” y defender la paz de la patria y gobierno de Maduro.(ANSA).