Lo que me sorprende es que un periodista tan experimentado como Adriano Tejada, y una veintena más de comunicadores, hayan sido sorprendidos en su buena fe y engatusados con cortinas de humo, cuyo único objetivo es desviar la atención de un hecho irrefutable: el contrato irregular para beneficiar a la pareja de Yolanda Martínez, recién inaugurada ejecutiva gubernamental, (con $500,000 de salario mensual).


 

Por Chiqui Vicioso / luisavicioso21@gmail.com

(II)

Como a todos los y las dominicanos/as que leemos Diario Libre, me sorprendió un reportaje sobre la Cámara de Cuentas y una supuesta auditoría que se le hizo al periodo de Michel Cohen en Pro Competencia.

Sorprendida, de inmediato llame a Michel. ¿Y esto?

Yo también estoy asombrada, porque en caso de que hubiera habido una auditoria (que cada incumbente gubernamental debería solicitar al salir de su posición, para curarse en salud) yo no he sido convocada a ninguna reunión para conocer los planteamientos de las minutas y tener el derecho a réplica y ello es una violación a la Ley.

¿Ya leíste lo que dice?

Si, y estamos preparando una respuesta, no solo porque lo que se plantea en las susodichas minutas es ridículo: “Desaparición de una nevera, un televisor, sillas”, que se utilizan a diario en la institución; sino que también lo que plantea en términos de pagos y desembolsos es fácilmente constatable vía Internet

¿Y en el plano institucional?

Todo lo que se plantea es falso y fácilmente comprobable, como aquello de que no había una Comisión de Ética, cuando yo la cree y tengo toda la correspondencia.

¿Qué harás?

Por lo menos pedirle explicaciones a la Cámara de Cuentas, ya que se han violado todos los procedimientos que exige una auditoría y se ha permitido que las minutas de una reunión, donde según el párrafo tres, de la Certificación de la Cámara de que ahora dispongo: “Están transitando los procesos de auditor, en una fase confidencial, y no hay informe hasta tanto no se concluyan los referidos trabajos”, se hayan filtrado al público.

¿Y?

Lo que me sorprende es que un periodista tan experimentado como Adriano Tejada, y una veintena más de comunicadores, hayan sido sorprendidos en su buena fe y engatusados con cortinas de humo, cuyo único objetivo es desviar la atención de un hecho irrefutable: el contrato irregular para beneficiar a la pareja de Yolanda Martínez, recién inaugurada ejecutiva gubernamental, (con $500,000 de salario mensual).

Pero, ¿no que ahora es una Princesa de Cristo? ¿O es que Cristo, en este caso, no es el que conocemos, sino un seudónimo para el Dios dinero de otra Corte?

Eso parece, pero yo soy una profesional del Derecho y nunca, nunca, especulo.

Y, ¿qué hará ahora la Cámara de Cuentas?

Por lo menos aclarar públicamente, mediante carta a los medios y la Cámara de Diputados, las violaciones de proceso, ya que fueron sorprendidos en su buena fe.

Ahí hay material para múltiples demandas judiciales…

Sí, pero lo que me interesa es el respeto a mi integridad moral, y profesionalidad, algo que parece ignorar Yolanda Martínez.

(Publicado por primera vez en El Nacional)