Abd Alkader Habak, un fotógrafo vio el horror y dejó su cámara para salvar a niños de una muerte segura. Un auto bomba quitó la vida de más de un centenar de personas, que eran evacuadas del conflicto bélico que se vive en gran parte de Siria.


 

Un auto bomba quitó la vida de más de un centenar de personas, que eran evacuadas del conflicto bélico que se vive en gran parte de Siria.

Fue el sábado cuando, Abd Alkader Habak viajaba en con un convoy de evacuados en Siria que esperaban en el área de Al Rashidín, en la periferia oeste de la ciudad de Alepo, se vieron golpeados por el ataque que cobró 126 muertos, 68 de los cuales eran niños.

En la escena se encontraba un fotógrafo, quien horrorizado intentó ayudar a un niño alcanzado por el fuego. En su brazos la víctima y en su cara el impacto.

En la cuenta de Twitter @alaashehabi se difundió la foto de un reportero gráfico que intenta salvar la vida de un niño víctima del atentado a una terminal de autobuses para refugiados en Alepo, que mató a más de 100 personas.

La foto ha acumulado más de 2 mil retuits y en ella se puede ver cómo el fotógrafo Abd Alkader Habak intentó salvar la vida de un niño, para luego desplomarse en lágrimas rodeado de los cadáveres y las llamas que dejó el bombardeo.

El fotorreportero decidió dejar su cámara e intentar a rescatar a niños que se encontraban cerca de las llamas tras la explosión. Diversos fotógrafos lo captaron cuando rescataba a un menor y lo dejaba en zona segura para volver a la acción.

Los periodistas también captaron una imagen asoladora, a Abd Alkader llorar desconsolado de la impotencia luego de rescatar a una víctima y no poder rescatar otros niños.