El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, lanzó este miércoles un ataque mordaz contra sus compañeros republicanos que estaban desafiando la victoria del Colegio Electoral de Joe Biden, diciendo que podría causar un gran daño a Estados Unidos.

WASHINGTON, EUA.- Cientos de manifestantes partidarios del presidente Donald Trump han ocupado este miércoles el Capitolio, dejando una mujer muerta por un disparo y el anuncio de un toque de queda para retomar el control del centro político norteamericano.

De acuerdo a la opinion de un historiador del Capitolio, citado por CNN, el asalto de este miércoles es la primera vez que tiene lugar un ataque exitoso contra la sede de la soberanía popular americana desde la Guerra de 1812, que enfrentó a EEUU y Reino Unido.

Diversas reacciones de lideres del mundo frente a la ocupación

La presidenta de la Cámara Baja ha expresado su “gran tristeza” por lo ocurrido y dijo que la sesión del Congreso “formará parte de la historia, debido a la imagen vergonzosa del país que se ha mostrado al mundo, instigada al más alto nivel”, en referencia a Trump.

El senador progresista por su parte y antiguo candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Bernie Sanders, ha acusado directamente al todavía presidente Donald Trump de ser “directamente responsable” por el caos que está teniendo lugar este miércoles por el asalto al Capitolio por fanáticos de extrema derecha.

“Hoy se ha cometido un asalto vergonzoso contra nuestra democracia. Estuvo ungido en el nivel más alto del Gobierno. Sin embargo, no puede disuadirnos de nuestra responsabilidad de validar la victoria de Joe Biden”, ha declarado Pelosi antes de retomar la sesión.

“El hombre que es responsable directo del caos de hoy es Donald Trump, quien ha dejado claro que hará lo que sea por permanecer en el poder, incluyendo la insurreción e incitar a la violencia. Trump irá directo a la historia como el peor y el más peligroso presidente de la historia”, ha asegurado Sanders.

Los miembros de seguridad y policiales del Capitolio han tenido que desenfundar sus armas en el interior del Capitolio, mientras los legisladores y el propio vicepresidente, Mike Pence, han tenido que ser evacuados de emergencia.

El secretario de Defensa en funciones, Chris Miller, ha confirmado que fue el vicepresidente Mike Pence y no Donald Trump quien autorizó el despliegue de la Guardia Nacional para actuar contra los asaltantes del Capitolio.

Un miembro de las fuerzas de seguridad ha disparado contra la mujer dentro del Capitolio durante el caos durante la toma de las instalaciones por una multitud.

Según informan varios medios estadounidenses, fue el ‘número dos’ quien forzó el cambio y no Trump, como en un principio declaró la Casa Blanca.

La mujer fue trasladada de emergencia con una fuerte hemorragia desde el Capitolio durante el asalto que se ha prolongado durante varias horas de tensión.

El expresidente George W. Bush ha enviado un comunicado al respecto del asalto al Capitolio llevado a cabo por seguidores del todavía presidente Donald Trump y se ha referido a las imágenes como “enfermizas y descorazonadoras”.

“Así es como se disputan los resultados electorales en una república bananera, no en una república democrática”, ha dicho el exmandatario republicano.

El gobernador republicano Phil Scott del estado de Vermont, al este del país, ha dicho “basta” y ha asegurado en un hilo de Twitter que Trump debe dimitir o ser destituido por el Congreso. “El tejido de nuestra democracia y los principios de nuestra república están bajo el ataque del presidente. Suficiente es suficiente. El presidente Trump debería dimitir o ser apartado del cargo por su Gabinete o por el Congreso”, ha twitteado.

Trump dijo a través de su cuenta de Twitter “esto es lo que pasa cuando se arrebata una victoria a los grandes patriotas”

El presidente Donald Trump ha vuelto a recurrir a Twitter para seguir difundiendo mensajes de fraude electoral y sin condenar la violencia. Eso sí, ha pedido a los manifestantes que se vayan a sus casas.

Twitter anuncia que bloqueará la cuenta personal de Donald Trump durante las próximas 12 horas.

“Estas son las cosas y eventos que ocurren cuando una victoria sagrada por mayoría en las elecciones es arrebatada de una manera tan poco ceremoniosa y tan viciosa a los grandes patriotas que han sido tratados mal e injustamente durante mucho tiempo. Id a casa con amor y en paz. ¡Recordad este día para siempre!”, ha twitteado.

El FBI y la Secretaría de Defensa federal de Estados Unidos han confirmado que el Capitolio ya ha sido desalojado de manifestantes y que es un lugar seguro, según informa Reuters.

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, ha condenado el asalto a la sede de la soberanía popular estadounidense: “Lo que está pasando en el Capitolio nos enseña los peligros de alimentar el populismo y a la extrema derecha y, sobre todo, hacerlo desde las instituciones. Tomamos nota y nos blindamos contra todas las formas de fascismo”.

Hillary Clinton, la candidata demócrata a las elecciones de 2016, ha llamado “terroristas domésticos” a los asaltantes que han intentado tomar el Capitolio este miércoles.

“Hoy, los terroristas domésticos han atacado un pilar fundamental de nuestra democracia: la transferencia de poderes pacífica que sigue a las elecciones libres.

Debemos reestablecer el estado de derecho y hacerlos responsables de sus actos”, ha dicho la que fuera jefa de la diplomacia estadounidense en la presidencia de Barack Obama.

“La democracia es frágil. Nuestros líderes tienen que estar a la altura de su responsabilidad para protegerla”, ha zanjado.

La fecha del 20 de enero es la institucional para el arranque de la presidencia de un nuevo titular, tres meses después de las elecciones que lo llevaron al cargo. Con las elecciones y la luz verde del Colegio Electoral arranca una maquinaria institucional que lleva a un nuevo inquilino a la Casa Blanca.

¿El asalto de hoy podría condicionar la llegada de Biden a la presidencia? En principio, no. Trump y Pence dejarían la Casa Blanca el 20 de enero, en caso de que no haya antes un Impeachment. Si Joe Biden no pudiera ser investido presidente y dar su juramento, la tercera autoridad del Estado, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, ostentaría la presidencia hasta el momento en que el electo pueda jurar su cargo.

Algunos de los asaltantes del Capitolio han entrado portando banderas confederadas, la que representaba a los Estados sureños esclavistas durante la Guerra de Secesión, justo un día después de que Georgia, un estado tradicionalmente conservador, haya elegido al primer senador negro de la historia en un estado sureño.

Algunos de ellos portaban banderas confederadas con un arma de asalto superpuesta, con un lema tradicional de la influyente Asociación Nacional del Rifle: “Come and take it” (Ven y cógela), una de las amenazas habituales de los defensores de las armas.

El líder republicano en el Congreso, Mitch Mcconnell, ha asegurado en su intervención ante la cámara que “los EEUU y el Congreso se han enfrentado a amenazas mucho más terribles que una multitud que pierde el control”, tras el asalto al Capitolio. “Nunca nos han parado y desde luego no nos van a parar hoy”, ha aseverado, prometiendo que se continuará con el trámite de ratificación de Biden. “Han fracasado en este intento por interrumpir el trabajo del Congreso”, ha zanjado.

“El Capitolio ha sido asegurado y la labor de la gente continúa”, ha aseverado el vicepresidente Mike Pence, al reanudar la sesión de ratificación de Joe Biden tras el asalto vivido en el Capitolio. El republicano ha condenado la violencia y ha lamentado la muerte de una mujer durante los disturbios. “Volvamos al trabajo”, ha sentenciado.