CARACAS, VENEZUELA.- La crisis política se agudiza aún más, pues apenas hacen cuatro días la bancada opositora instaló una nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, a pesar de encontrarse en desacato por incumplir el dictamen del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que ordenaba la desincorporación de tres diputados del estado Amazonas, cuya elección, el 6 de diciembre de 2015, fue impugnada debido a presuntas irregularidades durante el proceso electoral en el año 2015.

Hoy mientras que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros anunciaba un plan para reimpulsar la economía, la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), dominada por la oposición, pidió este lunes elecciones en el país caribeño tras declarar el abandono del cargo por parte del presidente Nicolás Maduro, pese a que el Supremo sostiene que la Cámara no tiene facultad para destituir al jefe de Estado, en tanto, las Fuerza Fuerza Armada Nacional Bolivariana exigían este viernes respeto por parte de la Asamblea Nacional (AN) hacia la institución.

Julio Borges, presidente del Parlamento ha estado insistiendo en la renuncia del presidente Maduro para convocar elecciones. El pasado jueves también le solicitó a las fuerzas armadas venezolanas “ponerse al lado del pueblo” y les pidió que “no sigan como custodios de Nicolás Maduro (…) Hermanos de las Fuerzas Armadas, el pueblo demanda que defiendan la Constitución”, expresó Borges.

Ante tales propósitos, el ente militar afirmó que resulta “tristemente contradictorio” que desde el hemiciclo se efectúe un llamado al rescate de la Constitución, “bajo un enfoque sesgado y parcial que pretende arrebatar la legitimidad del ciudadano Nicolás Maduro Moros como Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fanb”.

Asimismo, reprochó el “sistemático irrespeto que en forma desafiante se viene practicando desde un sector de la AN contra autoridades legítimamente constituidas como el Tribunal Supremo de Justicia”.

El Tribunal Supremo de Justicia reiteró que la actual Asamblea Nacional (AN) no tiene facultad para destituir al presidente de República, Nicolás Maduro, a su juicio el dignatario se encuentra en ejercicio de sus atribuciones constitucionales.

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, cuestionó el supuesto acuerdo alcanzado por la Asamblea Nacional (AN), en el que se declaró el abandono de funciones del presidente de la República, Nicolás Maduro Moros.

En sesión ordinaria de este lunes el militante de Primero Justicia (PJ) y presidente del Poder Legislativo, Julio Borges, afirmó que la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo con el cual se califica el abandono del cargo al jefe de Estado Nicolás Maduro y, entre los puntos, exige una supuesta salida electoral para superar la coyuntura que atraviesa Venezuela.

La clase política más sensata ha hecho opción por el diálogo entre el gobierno y la oposición como forma de salir de la crisis que vive Venezuela. Los acompañantes internacionales del proceso del diálogo son: el expresidente del Gobierno de España Rodríguez Zapatero, junto al monseñor Celli, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, y los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).