LONDRES, INGLATERRA (ANSA).- El príncipe Harry pidió la ayuda de un psicoterapeuta para afrontar la muerte de su madre, lady Diana.

Lo reveló el mismo príncipe en una entrevista exclusiva con el diario The Telegraph, en la cual por primera vez confesó haber “puesto bajo llave todas las emociones” durante casi 20 años después de la pérdida de su madre.

“Metía la cabeza bajo la tierra, me negaba a pensar en ella, pero por qué esto habría debido ayudarme? Me hacía solo sentir triste y no la volvía a la vida”, contó Harry, hoy de 32 años, que junto a su hermano William y su cuñada Kate está comprometido en la campaña Heads Together para sensibilizar a la opinión pública sobre el tema de la salud mental.

“Estuve muy cerca a un agotamiento en varias ocasiones”, reveló el príncipe confesando que después de “años de caos total” a los 28 años se convenció finalmente de pedir ayuda.

Gracias también a su hermano mayor William, que desde años le aconsejaba ir a un psicólogo, y al boxeo, “para administrar la agresividad y el deseo de tomar a golpes a alguien”, indicó. (ANSA).