SANTO DOMINGO.- Actualmente sobre las regiones norte, noreste, noroeste y Cordillera Central se muestra un cielo mayormente nublado con algunos episodios locales de aguaceros y aisladas tormentas eléctricas producto de la humedad e inestabilidad que dejo el paso de una onda tropical que se ubica próximo al canal del viento, más la incidencia de una vaguada en varios niveles de la troposfera, se espera que estas condiciones permanezcan hasta las primeras horas de la noche, mientras para las demás regiones (incluyendo la provincia del Gran Santo Domingo) predominara un cielo con nubes dispersas y escasas lluvias debido a un anticiclón.

Mañana viernes, la onda tropical continuará con su desplazamiento hacia el oeste saliendo de nuestra área de interés, también el anticiclón en nivel medio comenzar a debilitarse, permitiendo así, la incidencia más directa de una vaguada en varios niveles de la tropósfera, en tal sentido, volverán especialmente en horas de la tarde a presentarse los nublados con aguaceros locales, tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento sobre provincias cercanas a las regiones: norte, noreste, sureste, noroeste y Cordillera Central.

Mañana viernes, la onda tropical continuará con su desplazamiento hacia el oeste saliendo de nuestra área de interés, también el anticiclón en nivel medio comenzar a debilitarse,

Para el sábado, la vaguada seguirá manteniendo un ambiente húmedo e inestable, favoreciendo los desarrollos nubosos verticales que darán origen a los nublados con aguaceros, tormentas eléctricas y ráfagas de vientos hacia las regiones: norte, noreste, sureste, noroeste, Cordillera Central y la zona fronteriza.

En cuanto a las temperaturas, continuaran calurosas en especial en zonas urbanas, tornándose más fresca en áreas montañosas principalmente durante la madrugada, en tal sentido, exhortamos la ingesta de suficientes líquidos para mitigar el sofocante calor.

Continuamos recomendando a la población general, adoptar medidas pertinentes para garantizar el uso racional del agua, debido al déficit pluviométrico que continúa afectándonos en gran parte el territorio nacional.