213 mujeres que tomaron Gardasil sufrieron una incapacidad permanente

 

Por el Dr. Mercola

Naomi Snell, una mujer de 28 años de edad, en Melbourne, Australia, encabeza una demanda civil colectiva contra la compañía farmacéutica Merck después de sufrir complicaciones autoinmunes y neurológicas posteriores a la aplicación de las inyecciones de la vacuna Gardasil contra el VPH.

Después de recibir la primera de las tres dosis de la vacuna, Naomi sufrió convulsiones, dolor severo en la espalda y el cuello, y perdió su capacidad de caminar.

En realidad, los médicos le diagnosticaron esclerosis múltiple, que más tarde se rectificó y calificó como una reacción neurológica a la vacuna.

Otras siete mujeres, que dicen haber sufrido varios problemas físicos, incluyendo anafilaxia y aborto involuntario, después de recibir Gardasil también podrían haberse unido a la demanda civil, y esto es probablemente sólo el comienzo, ya que Gardasil está implicada en un número cada vez mayor de reacciones adversas graves y permanentes, y a veces mortales.

Los síntomas similares a la esclerosis múltiple y parálisis no son inusuales después de la vacunación contra el VPH

Por desgracia, historias como la de Naomi son demasiado comunes en relación con Gardasil.

Uno de los casos de lesiones por la vacuna que aparecen en la película The Greater Good es el de Gabi Swank, una estudiante con honores de 15 años de edad que decidió recibir la vacuna Gardasil después de ver el anuncio publicitario en televisión “Be One Less” de esta vacuna.

Al igual que muchas chicas jóvenes, no se le advirtió acerca de los posibles efectos secundarios cuando recibió las dosis, las cuales se aplican en una serie de tres inyecciones.

En el momento en que el documental fue filmado, ya había sufrido dos derrames cerebrales y una parálisis parcial. Ella también perdió parte de su visión y hoy en día sufre convulsiones frecuentes. Cuando estaba en la preparatoria (high school), muchos días tuvo que usar una silla de ruedas para moverse en la escuela debido al dolor muscular y a la fatiga crónica.

Una reacción similar le ocurrió a Jenny Tetlock de 13 años de edad, que comenzó a ver señales de problemas tan sólo un mes después de haber sido vacunada contra el virus VPH. Quince meses más tarde, una enfermedad muscular degenerativa la dejó casi completamente paralizada.

También se reportaron síntomas neurológicos tales como éstos en un estudio realizado en el 20091 por el neurólogo Dr. Ian Sutton. Reportó cinco casos con síntomas similares a los de la esclerosis múltiple que surgieron poco después de que las mujeres recibieran la vacuna Gardasil, señalando:

“Reportamos cinco pacientes que presentaban síndromes desmielinizantes multifocales o atípicos dentro de los 21 días de la inmunización con la vacuna del virus cuadrivalente del papiloma humano (VPH), Gardasil.

 A pesar de que la población a la que va dirigida la vacunación, las mujeres jóvenes, tiene un riesgo inherente alto para la esclerosis múltiple, la asociación temporal con eventos desmielinizantes en estos casos podría explicarse por las potentes propiedades inmuno-estimuladoras de las partículas similares al virus de VPH que constituyen la vacuna”.

Además, Judicial Watch, un grupo de interés público que investiga y procesa la corrupción gubernamental, ha publicado recientemente una actualización de informes sobre las reacciones adversas relacionadas con Gardasil.2

Los documentos obtenidos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) conforme a las disposiciones de la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) detallan 26 muertes nuevas reportadas al gobierno después de la vacunación contra el VPH entre el 1 de septiembre de 2010 y el 15 de septiembre de 2011.

Son 26 muertes reportadas de mujeres jóvenes, previamente sanas, después de la vacuna  Gardasil, en sólo un año.

Otros efectos secundarios graves durante ese periodo de tiempo incluyen:

Convulsiones

Parálisis Ceguera

Pancreatitis

Problemas del habla

Pérdida de memoria

a corto plazo

Síndrome de

Guillain-Barre

Quistes ováricos

 

Entre mayo de 2009 y septiembre de 2010, se reportaron 16 muertes después de la vacunación de Gardasil. Para ese período de tiempo, también hubo 789 informes de reacciones adversas “graves” de Gardasil, incluyendo 213 casos de incapacidad permanente y 25 casos diagnosticados de síndrome de Guillain Barré, informó Judicial Watch.3