MONROVIA, LIBERIA.- La organización internacional de ayuda Médicos del Mundo ha lamentado el fallecimiento de Salomé Karwah, voluntaria de la ONG y sobreviviente al ébola, y que moría en Monrovia pocos días después de haber dado a luz a Salomón, su cuarto hijo.

El Ministerio de Sanidad de Liberia ha iniciado una investigación ante la denuncia de la hermana, Josephine Manley, de que algunos sanitarios se negaron a tocar a Salomé (supuestamente por haber pasado el ébola en 2014) cuando comenzó a sufrir convulsiones tras la cesárea.

Persona del año por la revista Times

Karwah fue nombrada, junto al resto de quienes lucharon contra el Ébola, “Persona del año” por la revista Time en 2014. Salomé ingresaba como paciente en las instalaciones del Elwa 3, el centro de tratamiento del Ébola de Médicos del Mundo en la capital de Liberia.

Salomé Karwah, voluntaria, murió, Alcarrizos News Diario Digital

Salomé Karwah,fue declarada “Persona del año” en el 2014 por su entrega y trabajo con pacientes de ébola en Monrovia, Liberia, Africa. Tres años más tarde muere por falta de atención médica.

Después de luchar contra una enfermedad que mató a sus padres, tíos, primos y una sobrina, regresó pocas semanas más tarde al lugar en donde casi perdía la vida, esta vez para trabajar con la ONG. Su tarea consistía en proporcionar cuidados y apoyo psicológico a otras personas que sufrían la misma enfermedad que a punto estuvo de suponer su muerte. “Si un paciente no tiene fuerzas para comer, yo lo animo a comer. Si están débiles y no pueden bañarse por sí mismos, yo los ayudo a asearse. Los ayudo con todas mis fuerzas, porque entiendo por lo que están pasando. Yo he sufrido lo mismo que ellos están sufriendo ahora. Por eso sé que lo que más necesitan es sentirse queridos y acompañados”.

Salomé murió el pasado 21 de febrero, cuatro días después de dar a luz por cesárea a su cuarto hijo. A las pocas horas de abandonar el hospital, comenzó a sufrir convulsiones. Su familia volvió a llevarla al hospital, pero aseguran que nadie la quiso tocar porque su boca llena de espuma y las convulsiones aterrorizaron al personal. «Dijeron que era una superviviente del ébola. No quisieron entrar en contacto con sus fluidos. Tomaron distancia. Nadie la pondría una inyección», relata su hermana, Jospehine Manley a Time. Salomé murió al día siguiente.

Salomé Karwah, voluntaria, murió, Alcarrizos News Diario Digital

La enfermera Salomé Karwah, mientras atendía un niño contagiado de ébola en Monrovia, Liberia, Africa.

Karwah trabajó sin descanso con quienes sufrían Ébola en los momentos en los que el enfermedad atacaba con más fuerza en Liberia; “sin duda alguna es la responsable directa de que muchos de los pacientes de nuestra clínica hoy estén curados”, dicen desde Médicos Sin Fronteras.

Josephine asegura que no sabe qué causó las convulsiones, pero cree que algo pudo haber salido mal durante la cesárea. En su opinión, su hermana podría haber tenido una posibilidad de sobrevivir si hubiera sido tratada inmediatamente. En cambio, «ella fue estigmatizada», lamenta.

 Ella Watson-Stryker, que trabajó con Salome en Liberia para MSF, y también estaba entre los combatientes del ébola que destacó time en 2014 sentenció:«Sobrevivir al ébola y luego morir en la epidemia más grande pero silenciosa del fracaso del sistema de salud … No tengo palabras».