La Dirección General Antipandillas de la PN, entiende que existe la necesidad de crear una ley para poder enfrentar el problema con firmeza y fortalecer los valores a lo interno de la familia.

El encargado de la Dirección General Antipandillas de la Policía Nacional, coronel Félix A. Luciano Márquez, afirmó ayer que el descuido y falta de valores a lo interno de la familia son algunos de los factores que inciden directamente para que un joven se dedique a delinquir o formar parte de las agrupaciones juveniles denominadas “pandillas”.

El oficial manifestó la necesidad de crear una ley que considere como delito pertenecer a una pandilla, tras señalar que la falta de una normativa constituye una debilidad para enfrentar el problema.

De su lado, el coronel Félix Marte indicó que las provincias y municipios del país donde se han identificado actividades de pandillas son Moca, Santiago, San Pedro de Macorís, así como el Distrito Nacional, especialmente en Villa Juana, San Carlos, Villas Agrícolas y en el municipio de Los Alcarrizos.

Marte mostró algunas estadísticas que señalan que los niños, adolescentes y jóvenes involucrados en pandillas oscilan entre los 9 y 17 años de edad.

El tema fue abordado durante una reunión con la Comisión de Niñez, Adolescencia y Familia de la Cámara de Diputados, que preside el congresista Luis Sánchez.