SANTO DOMINGO.- El presidente de la República, licenciado Danilo Medina en su última alocución a la nación, dominicana el pasado domingo, anunció una serie de medidas para reactivar la economía. Empezar a reactivar la economía no sirve de nada si no mantenemos el distanciamiento social y las protecciones que le han permitido al país pasar a la fase 2 de la pandemia.

Lo primero en ser modificado fue el horario del toque de queda. Desde este lunes 18 el horario del toque de queda es desde las 7:00 pm. hasta las 5:00 am de lunes a sábado. El domingo es de 5:00 pm. a 5:00 am.

Empezar a reactivar la economía no sirve de nada si no mantenemos el distanciamiento social y las protecciones que le han permitido al país pasar a la fase 2 de la pandemia.

A partir del miércoles 20, algunos sectores productivos y de servicios iniciarán sus jornadas de trabajo con algunas modificaciones. Las empresas podrán funcionar por la cantidad de empleados, por ejemplo las compañías que tienen entre 10 y 50 empleados podrán trabajar no más del 50%, o sea la mitad. Las empresas mediadas y grandes solo podrá trabajar el 25% de su empleomanía. En el caso del sector público, laborará el 50%. El metro, el teleférico y la Omsa trabajarán con el 30% de su capacidad.

El transporte interurbano, hasta ahora no ha sido autorizado a laborar.

Se establecieron varios horarios para evitar las concentraciones de personas. A las 7:00 am iniciarán las labores los supermercados, farmacias, sector construcción, las zonas francas, la minería y el sector agropecuario.

A las 8:00 am. el sector publico empezaría las labores. Los otros negocios, tales como ferreterías, agencias de vehículos, tiendas de electrodomésticos iniciarían sus labores a las 9:00 am, manteniendo siempre las medidas de seguridad, como principalmente el distanciamiento social y las mascarillas.

Por el momento no abren todavía los lugares de concentración de personas, tales como las salas de los cines, el sector hotelero, los gimnasios, las plazas comerciales, los parques, entre otros. Los restaurantes funcionarán solo para el servicio y la entrega a domicilio. El sector educación no abre hasta nuevo aviso.