TIJUANA, BAJA CALIFORNIA.- Un dron cargado con tres kilos de crystal cayó en el estacionamiento de un centro comercial cercano a la frontera con Estados Unidos, y según estimaciones policíacas, el aparato que transportaba dicho cargamento, no resistió el peso de la droga.

Elementos de la policía municipal recibieron un reporte en el que se denunciaba la caída de un artefacto “volador” con paquetes adheridos en forma de caja, en el estacionamiento de la zona comercial de la ciudad.

Elementos del distrito arribaron al sitio para recoger el vehículo aéreo no tripulado o “dron” con el que los paquetes se pretendían “transportar” a un destino no determinado.

El aparato tenía seis paquetes de droga sintética conocida como “cristal” con un peso aproximado de tres kilos. Es probable que el dron no resistió el volumen de la carga y por eso cayó, explicaron las autoridades.

El aparato traía inscrita la leyenda “Spreading Wings 900” o “Vientos esparcidos” color plateado con negro, con seis hélices y batería de litio en color verde.

El dron es un prototipo que puede ser dirigido mediante la colocación de un sistema de posicionamiento global o “GPS” para poderlo detectar o enviar a un destino determinado, no es tripulable y se le pueden adherir distintos objetos según sea el fin de su utilización.