La peculiaridad de esta competencia, que tiene por nombre Wings for Life World Run, no radica en llegar a la meta, sino en evitar ser alcanzado por un tipo de carro que llaman “catcher cars”


MIAMI, EE.UU(DLA).– La pequeña localidad de Sunrise, el condado floridano de Broward, fue testigo de una de las 111 carreras simultáneas que se realizaron el domingo 7 de mayo en el mundo, para recaudar fondos que son destinados a la investigación científica de la médula espinal.

La peculiaridad de estas carreras, que tienen por nombre Wings for Life World Run, no radica en llegar a la meta, sino en evitar ser alcanzado por un tipo de carro que llaman catcher cars, y es conducido para “perseguir y sobrepasar” a los corredores.

Ana Villegas, de Miami, ganó la contienda de Sunrise, luego de cubrir 27,25 millas.

“Mi meta era correr 25 millas, así que traté de mantener el ritmo a siete millas por hora”, señaló Villegas, que hace menos de un mes corrió en el Boston Marathon por tres horas.

Consulte el portal Wingsforlifeworldrun.com para más información.