“considerado el mayor caso de corrupción en la historia de América Latina. Involucra sobornos, coimas y tráfico de influencias por parte de la mayor constructora de la región, por montos de 788 millones de dólares en unos 11 países, en donde se han visto involucrados desde pequeños funcionarios hasta actuales gobiernos y ex presidentes”

 

SANTO DOMINGO, RD (LISTIN DIARIO).- Mauricio Dantas Bezerra, uno de los principales tes­tigos del caso Odebrecht, declaró ayer en el juicio de fondo, que Ángel Ron­dón y Conrado Pittalu­ga son las personas a las que la empresa brasileña Odebrecht realizaba pa­gos con el fin de conseguir contratos de obras.

El testigo de origen bra­sileño, quien desempeñó el cargo de director jurídico de la constructora hasta no­viembre de 2019, también mencionó a Víctor Díaz Rúa y diversos congresistas como “el destino” de los pagos pa­ra no dejar rastros.

Según Dantas Bezerra, los pagos se destinaban a ellos porque “podían hacer posible las obras” en el país.

Durante la audiencia el testigo manifestó que en el país se admitieron los mis­mos actos ilícitos que en Es­tados Unidos: corrupción, lavado de activos y viola­ción a las reglas de contabi­lidad.

Dantas Bezerra señaló que en el país se pagaron sobornos por aproximada­mente US$92 millones de manera directa o a través de intermediarios para con­seguir contratos de obras.

El exdirector jurídico de la constructora explicó que Odebrecht utilizaba “cuen­tas offshore”, como Consul­tora del Sur y “Landfield” a través de las cuales se reali­zaban los pagos por cuenta y obra de la empresa.

Según Bezerra, estas compañías de terceros eran contratadas por el sector denominado “Operaciones Estructuradas”, estos últi­mos realizaban los pagos relacionados con los actos ilícitos y otros desembolsos.

Al ser preguntado sobre dónde se encontraba el di­nero, el testigo mencionó que estaba en “países paraí­sos fiscales”, sin embargo dijo que no recordaba cuá­les eran estos países.

Rondón reacciona

En declaraciones a los re­porteros luego de finaliza­da la audiencia del juicio a fondo del caso Odebre­cht en el Palacio de Jus­ticia de Ciudad Nueva, Rondón desmintió las de­claraciones del testigo bra­sileño sobre las compañías con las cuales el imputa­do mantenía presuntos contratos para recibir los pagos de manera ilícita. “Yo no tengo contrato con compañía que no sea con Odebrecht. El citó com­pañías ahí que Odebrecht transfería, pero yo no ten­go contacto con eso. (…) Mis contratos están con Odebrecht, no están con “Landfield” ni Consultora del Sur”, expresó Rondón

[pullquote]Al ser preguntado sobre dónde se encontraba el di­nero, el testigo mencionó que estaba en “países paraí­sos fiscales”[/pullquote]

 

 

 

 

 

El imputado dijo sentir­se “totalmente tranquilo” siempre y cuando la justicia actúe en base a las pruebas y documentos que posee la defensa.

 

Díaz Rúa y Rondón

En horas de la mañana, la defensa de Díaz Rúa y Ron­dón habían pedido la ex­clusión de Dantas Bezerra de la audiencia con el argu­mento de que el ministerio público no había notificado las declaraciones y entrevis­ta previa que le habían sido realizadas.

El testigo brasileño admitió ser el responsable de las ne­gociaciones de los acuerdos firmados con las autorida­des competentes de Repú­blica Dominicana, Guate­mala, Panamá, Ecuador, Perú y Colombia entre 2016 y 2018.

Dantas Bezerra asegu­ró haber actuado como “apoderado especial” de Odebrecht cuando la cons­tructora firmó el acuerdo con la Procuraduría Gene­ral de la República en el que se comprometió a pa­gar el doble de los US$92 millones, con el fin de re­parar los daños causados al país.

 

Juicio sigue el lunes

Las magistradas Jissel Naranjo, Tania Yunes y Gisselle Méndez suspen­dieron la audiencia pa­ra el próximo lunes a las 9:00 de la mañana.

 

Suspenden transmisión

Las primeras 4 horas y media del juicio seguido a los acusados de sobor­nos de Odebrecht, que se reanudó ayer, trans­currieron en un debate sobre la legalidad o no de la transmisión en vi­vo de las declaraciones de los testigos. La defen­sa pidió parar la trans­misión en vivo del juicio que hace el Poder Judi­cial, lo que fue acogido por el tribunal.