BRUSELAS, BELGICA (ANSA).- La UNICEF advirtió hoy en un reporte titulado “Un viaje mortal para los niños” la difícil situación por la que atraviesan los menores no acompañados que desde Africa arriban a Europa en la ruta del Mediterráneo central.

Los niños, según el informe, son abusados y víctimas de violencia de todo tipo y se encuentran en la categoría de personas de más riesgo.

Por ello la coordinadora especial para la crisis de los migrantes y refugiados en Europa, Afshan Khan, se reunió en Bruselas con periodistas y pidió “medidas rigurosas para proteger a los niños migrantes” y un sistema de pases seguro.

En especial, la Unicef advirtió sobre las condiciones en los centros de detención en Libia, 34 identificados en total y 24 de ellos administrados por el gobierno. El resto está bajo control de las milicias.

La organización de la ONU explicó que tiene acceso a menos de la mitad de esos centros que dependen del ministerio de gobierno para la lucha contra la Migración ilegal. En estos lugares, donde la violencia reina, falta comida, ropa y mantas, mientras los migrantes, incluidos los niños, son mantenidos en grupos de 20 en campos administrados por milicias.

Allí la Unicef no tiene acceso, pero sobre la base de vínculos con otras agencias o misiones de la ONU son definidos como “agujeros infernales”, a menudo lugares de trabajo forzoso, donde la tortura es una práctica común.

El reporte recordó que de los 181.436 migrantes y refugiados que llegaron a Italia en 2016, 28.223, o sea el 16%, son niños.

Nueve de cada 10 de ellos arribaron a las costas italianas solos.

Además, de los 4.579 migrantes que en 2016 se estima murieron durante la travesía a través del Mediterráneo, se considera que 700 eran menores de edad.

Y de las 256 mil migrantes individualizados por la Acnur (oficina de la ONU para los refugiados) en Libia en septiembre del 2015, 28.031 son mujeres (11%) y 23.102 (9%) niños, un tercio de los cuales se considera no acompañados. Sin embargo, las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) triplican estos números. (ANSA).