Estados Unidos disparó varios misiles Tomahawk contra territorio sirio como represalia por el atroz ataque con armas químicas ocurrido esta semana contra civiles, dijeron funcionarios estadounidenses.


 

WASHINGTON, EE. UU. (EFE).- Tras haber anunciado el propio presidente norteamericano Donald Trump el lanzamiento de 50 misiles o más contra la base aérea en Siria “desde la que se realizó el ataque químico” del pasado martes, han podido verse las primeras imágenes del momento en que los misiles Tomahawk eran lanzados desde dos buques de guerra en el mar Mediterráneo.

Fuerzas militares de EE.UU. lanzaron hoy decenas de misiles crucero contra un aeródromo en Siria, lo que supone el primer ataque directo estadounidense contra el Gobierno del presidente Bachar Al Asad desde que comenzó la guerra civil en ese país, informaron varios medios estadounidenses.

“En este particular caso el uso de armas químicas prohibidas que violan las normas internacionales y los acuerdos existentes requieren este tipo de respuesta militar”, aseguró el Secretario de Estado Rex Tillerson.

 

El ataque por parte de EE.UU. se produjo después de que este miércoles tuviera lugar un bombardeo con armas químicas en una localidad al norte de siria, en el que fallecieron más de 80 civiles.

Decenas de misiles Tomahawk fueron disparados contra la base aérea de Shayrat, en la ciudad siria de Homs, desde la que el Gobierno estadounidense cree que partieron las aeronaves que ejecutaron los ataques aéreos de ayer, según apuntaron fuentes castrenses.

Según ha informó el inquilino de la Casa Blanca la respuesta militar contra las tropas de Bachar el Asad es consecuencia del ataque químico ocurrido en días recientes en Siria que se saldó con decenas de muertos, varios de ellos niños.

Esta es la primera orden militar de Trump para hacer uso de la fuerza desde que llegara a la Casa Blanca, ya que otras operaciones en Siria, Yemen e Irak se llevaron a cabo bajo autorización delegada a sus comandantes. EFE