DENVER, Estados Unidos.- Este sábado un avión boeing 777 de la aerolínea United Airlines sufrió una falla en la turbina derecha a pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Denver. De la aeronave se desprendieron enormes escombros que fueron cayendo sobre áreas residenciales cerca de Denver después de que uno de sus motores se incendió luego del despegue.

Según los informes, el vuelo de United Airlines, con 231 pasajeros y 10 tripulantes a bordo, regresó sano y salvo y aterrizó en el aeropuerto de Denver. No se reportaron heridos, dijo la policía local.

La Administración Federal de Aviación (FAA) dijo que el vuelo 328, un avión de United Airlines con destino a Honolulu, Hawái sufrió una falla en su motor derecho. Poco después del despegue, los pasajeros a bordo describieron una “gran explosión” poco después del despegue.

Según un testigo, que escuchó una fuerte explosión alrededor de las 13:09 hora local de ayer sábado y vieron salir humo del motor derecho de la aeronave. Dijo que las partes del motor cayeron al suelo. Las partes más grandes del motor cayeron en el frente de una casa en Broomfield, un barrio de Denver, junto con varias piezas de metal.