RIO DE JANEIRO, BRASIL.– El juez Teori Albino Zavascki, de 68 años, ministro del Supremo Tribunal Federal de Brasil y relator del principal proceso de Operación Lava Jato, falleció este jueves por la tarde en un accidente aéreo frente a las costas del estado de Río de Janeiro, informaron sus familiares.

El propietario de la aeronave y amigo del ministro de Justicia, empresario Carlos Alberto Filgueiras de 69 años, también murió abordo.

Zavascki fue designado a su cargo en 2012 por la ex presidenta Dilma Rousseff.

El 6 de marzo de 2015, autorizó la apertura de una investigación a 47 políticos sospechosos de haber formado del esquema de corrupción de la estatal Petrobras, investigados en el marco de la operación Lava Jato. En noviembre de ese año, el magistrado sentenció a cuatro años de prisión al senador Delcidio do Amaral, a su abogado Edson Ribeiro y a su jefe de Gabinete, Diogo Ferreira Rodrigues.

En mayo de 2016, Teori Zavascki negó el pedido de anular el proceso de impeachment (juicio político) contra Dilma Rousseff. Zavascki ordenó también que todas las investigaciones en primera instancia de la Justicia Federal en las que estuviera involucrado Lula da Silva fuesen remitidas al Supremo Tribunal Federal.

El 13 de junio de 2016, determinó que la investigación que involucraba a Lula por un departamento en la playa y la casa de campo, ambos en el estado de San Pablo, regresara a manos del juez Sergio Moro. En la misma decisión, anuló judicialmente la conversación telefónica grabada por Moro en la que Lula y Dilma discutían sobre la designación del ex mandatario como ministro de la Casa Civil. Moro denunciaba que Rousseff quería nombrar a Lula para eludir a la Justicia.

Zavascki calificó la decisión del juez como “jurídicamente comprometedora”. “No solo por motivos de usurpación de competencia, sino también, de manera todavía más clara, por el levantamiento del secreto de las conversaciones telefónicas intervenidas”, explicó en ese entonces el magistrado.

Como parte de su gestión, Zavascki aceptó una segunda denuncia de la Procuraduría General contra Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados e impulsor del impeachment contra Rousseff, que finalmente fue detenido por sus vínculos con la operación Lava Jato.

En agosto de 2016, atendió un pedido presentado en mayo por el procurador general de la República para investigar a Dilma y Lula por obstrucción a la Justicia.

Zavascki, de 68 años, había interrumpido sus vacaciones para analizar las demandas contra 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht, implicados en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil. 

En la investigación, que implica al menos a 6.400 millones de reales (2.000 millones de dólares) en sobornos por contratos con empresas estatales, hay 200 personas acusadas y más de 80 ejecutivos y políticos condenados.

Su decisión sobre las denominadas “delaciones del fin del mundo”, por su potencial para implicar a políticos y miembros de la élite empresarial del gigante sudamericano, se debería dar a conocer en febrero, después del receso judicial.

El avión en el que viajaba el magistrado se accidentó en una ciudad costera del estado de Río de Janeiro, informó su hijo.

La avioneta, del modelo Hawker Beechcraft King Air C90, había salido del aeródromo Campo de Marte, en la ciudad de Sao Paulo, con destino a Paraty, en el litoral sur del estado de Río. La aeronave cayó en el mar, frente a la costa de Paraty, a 2 kilómetros de la pista de aterrizaje.

Varios testigos aseguraron que llovía muy fuerte en el momento del accidente.