Cuestionan que la Mina Manolo Salcedo, no metálica y a cielo abierto, busque operar 10 años con sus efectos destructivos que supondrán derribar derivaciones de la Sierra de Yamasá

SALAMANCA, Pedro Brand.- La comunidad de Salamanca, perteneciente al distrito municipal La Cuaba, en Pedro Brand, está inquieta ante la posibilidad de que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales otorgue una licencia para la entrada en operación de una mina que, según sus previsiones, tendría un efecto destructivo desde el punto de vista ambiental, económico, social y de salud.

La Asociación de Parceleros de Salamanca y propietarios en el Vacacional Matúa, contiguo a la zona donde se ubicaría la explotación, han dado la voz de alerta al enterarse por la prensa sobre la presentación al ministerio de un estudio de impacto ambiental que busca la aprobación de la Mina Manolo Salcedo, en un área de 1.2 millones de metros cuadrados, para explotar piedra caliza y otros materiales.

“…el señor Manolo Salcedo, plantea hacer una inversión de RD$8.2 millones para extraer material no metálico a costa de destruir montañas”

Mientras tanto, 28 ciudadanos cuyas propiedades -adquiridas desde hace dos décadas- se verán afectadas por la operación, elevaron la semana pasada una instancia de oposición ante el ministerio definiendo los perjuicios ambientales, económicos, sociales y de salud que causaría la mina no metálica, tipo cantera en seco, a cielo abierto para la extracción, trituración y comercialización de piedra caliza y roca basáltica.

Para los sustentantes de la instancia, llama la atención que el propietario de la mina, el señor Manolo Salcedo, plantea hacer una inversión de RD$8.2 millones para extraer material no metálico a costa de destruir montañas, especies vegetales únicas y fuentes de agua y que contemple al mismo tiempo un gasto de solamente RD$1.0 millón en remediación ambiental.

Cuestionan que la Mina Manolo Salcedo, no metálica y a cielo abierto, busque operar 10 años con sus efectos destructivos que supondrán derribar derivaciones de La Sierra de Yamasá y trate de mitigar los daños con apenas RD$20,000.00 para las aguas subterráneas; RD$50,000.00 para control de polvo; RD$61,000.00 emisión de gases; RD$40,000.00 restauración de fauna, entre otros montos que no compensarán el desastre.